30 de juny de 2017

Tenemos que hablar de Kevin, de Lionel Shriver


Lionel Shriver. Tenemos que hablar de Kevin. Traducción de Javier Calzada. Barcelona: Anagrama, 2009. ISBN. 978-84-339-7350-4

Eva es una mujer satisfecha consigo misma. Es autora y editora de guías de viaje para gente tan urbana y feliz como ella, tiene su propia empresa y recorre el mundo buscando material para sus libros. Casada desde hace tres años con Franklin, un fotógrafo e iluminador que trabaja en publicidad, decide, ya cerca de los cuarenta años y tras muchas dudas, tener un hijo. Y el producto de tan indecisa decisión será Kevin. Eva ha optado por la maternidad en un acto de amor, una noche en la que inesperada tardanza de su marido y la angustia e la espera la hicieron tomar consciencia de la mortalidad de Franklin, de su propia mortalidad. Pero, casi desde el comienzo, nada se parece a los inefables mitos familiares de la clase media urbana y feliz. Para empezar, Eva siente que Franklin se ha apoderado de su maternidad y la está convirtiendo a ella en el mero contenedor del hijo por nacer, privándola de placeres tan apreciados por Eva como el sexo, la gimnasia o el vino. 
Y cuando nace, Kevin es el típico bebé difícil que tortura a los padres con sus llantos, que no quiere comer y hasta parece rechazar a su madre. Y con el tiempo se convertirá en el terror de las niñeras, en un adolescente terrible, en el monstruoso antihéroe a quien nada le interesa sino la belleza de la pura maldad. Y en ese trayecto con final sangriento, dos días antes de cumplir los dieciséis años, el niño es un enigma para su madre, que nunca le ha podido querer.




0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

 
Google Analytics Alternative