26 de juny de 2016

Homenaje a Julián Ibáñez en Bruma Negra

[Calibre .38, 25 de junio de 2016]

Cuando el común de los aficionados al género echa la vista atrás, a esos fundacionales años ochenta en los que un pequeño grupo de escritores sentaron las bases de la novela negra en España -la auténtica novela negra, la que más bebía de los clásicos-, es fácil que recuerde los nombres de los Andreu Martín, Juan Madrid, Manuel Vázquez Montalbán o Francisco González Ledesma, todos ellos presentes, por cierto, en la primera edición de Bruma Negra, allá por 1992. Igual e injustamente, es fácil que olvide al quinto as de ese repóker ganador, el santanderino Julián Ibáñez.


Maestro de las crook story, admirador del Parker de Westlake y -según sus propias palabras- “imitador” tres millones y pico de Chandler, Ibáñez lleva más de tres décadas al pie del cañón, deleitando al respetable con la cara más sucia, más sórdida de una sociedad que retrata en cada uno de sus trabajos, desde los protagonizados por el cántabro Novoa a los más recientes en los que el manchego Bellón toma el relevo para mostrar una España que bien podría salir en la Guía Michelin de los puticlubs.
Poligonero, suburbial, contundente siempre y poético -a su manera- cuando toca, urbano cuando quiere y rural cuando le da la gana, habituado a sacar petróleo de un hecho en apariencia insignificante, constructor de tramas que parecen desarrollarse por sí solas… Siempre, siempre, uno de los autores que más riesgos han asumido a la hora de idear sus historias y, sobre todo, de contarlas, con un estilo tan peculiar, tan cercano a los clásicos y tan alejado de la ortodoxia actual que tal vez le haya convertido en uno de esos escritores malditos -a su pesar- de los que todo el mundo habla pero pocos se han permitido el placer de leer.
Afortunadamente, el tiempo suele terminar poniendo a cada uno en su lugar e Ibáñez acaba de recibir el premio Pata Negra otorgado por el festival Salamanca Negra por su novela “Gatas salvajes”, la última de su extensa producción y una de las mejores de su larga carrera.
Histórico del primer boom de novela negra, sigue en primera fila del genero con su estilo duro y afilado. Le sacaremos punta el dia 25, a las 18.00, en Goñi Portal.



The Latest and Best in Crime Fiction

[The New York Times, 24 june 2016]

Marilyn Stasio

I’d know that voice anywhere. It’s the seductive drawl and lowdown dirty laugh of Walter Mosley’s mellow private eye, Easy Rawlins. And he’s talking his way through another case in CHARCOAL JOE (Doubleday, $26.95), purely as a favor to his fearsome friend, Mouse, who’s “mostly evil and definitely a killer,” but dangerously attractive for all that. In passing this job along to Easy, Mouse is doing a favor of his own for Charcoal Joe, a criminal legend who wants Easy to exonerate a young black university professor accused of murder by finding the real killer of two white men in a beach house in Malibu.

It’s May 1968, nearly three years after the Watts riots, but black neighborhoods are still simmering with rage. “Life was like a bruise for us,” Easy says about a nasty flare-up in an otherwise peaceful barber shop. “We examine every action for potential threats, insults and cheats.” That’s why it’s such a joy to hang around with Easy, who is . . . easy. No furies in his brain, no fires in his gut, just an unquenchable curiosity about people and their personal dramas. Following the meandering plot is beside the point once Mosley starts bringing on his familiar characters for Easy to chat up.

It’s tempting to pick favorites. There’s Jackson Blue, “an odd product of the American ghetto,” who used his formidable intellect to make his private fortune but couldn’t outrun the fears imprinted by his impoverished background. And here comes Fearless Jones, the amiable strongman with fists like hams and a baby’s pure heart. Easy’s lady friends, like Mama Jo, the “backwoods witch,” and the “beautiful and stormy and self-assured” Coco Ray, are vibrant creatures all. And they seem to end every interview with sexual favors.

None of this should imply that Easy is a pushover. As the awesome Mouse once told him: “I couldn’t live like you, Brother Easy, uniform bangin’ on the front do’ and a cougar lurkin’ out back.” Easy is a brave man, it’s true, not just because he’ll do battle with bruisers twice his size, but ­because he isn’t ashamed to declare himself “a man of strategy” — a man unafraid to lower his fists and use his brain.

“There are no churches in Willnot,” James Sallis assures us in WILLNOT (Bloomsbury, $26). This quirky Virginia town also has “no Walmart, no chain grocery or pharmacy, discount or big-box stores. No billboards, no street advertising, plain storefronts.” Given all this, who would even bat an eye when Tom Bales’s hunting dog, Mattie, sniffs out several bodies scattered in quicklime?

Willnot may have no use for conformity, but it’s surprisingly tolerant of rebels, radicals, conspiracy theorists and plain old oddballs. That pretty much covers the entire populace, from feisty Miss Ellie (“You can’t fix stupid. And you sure as hell can’t kill it”) to brooding Bobby Lowndes, a former Marine sniper who’s being stalked by another marksman. Even Dr. Lamar Hale, the personable and presumably square narrator of the story, once fell into a mysterious yearlong coma and felt his body become host to the spirits of the living and the dead. (Dr. Hale’s father, a “literary outrider and trickster,” wrote a novel with a similar plot.) A worthy mouthpiece for Sallis’s melodic cadences, Dr. Hale is goodness personified, a sweet and caring man who doesn’t need to inhabit his patients’ bodies to understand their lives.

Who wouldn’t love to catch a glimpse of a favorite sleuth as a blundering amateur? Cara Black lets us do just that in MURDER ON THE QUAI (Soho Crime, $27.95), which reveals how Aimée Leduc, her fashionable Parisian private investigator, joined the business founded by her father and grandfather. It’s November 1989, an exciting time for Aimée. The Berlin Wall has fallen, young people are beginning to connect on giant cellphones, and Leduc père is busy elsewhere, leaving her alone to work her first case. In investigating the murder of a distant relative’s father, Aimée is drawn into the secretive wartime past of a provincial village. The case is engrossing, complete with Vichy flashbacks, but the most fun are the scenes where Aimée meets her future partners and acquires Miles Davis, her beloved bichon frisé. One caveat: For such a clotheshorse, Aimée doesn’t do nearly enough shopping.

Bob Reynolds, who calls himself “a dyspeptic poet with a little family money,” is a stranger in town, and Doker, Ark., is the kind of town that doesn’t take kindly to strangers. In CB McKenzie’s outsider regional mystery BURN WHAT WILL BURN (Thomas Dunne/Minotaur, $24.99), Reynolds rashly makes a play for the local beauty, Tammy Fay Smith, ignoring the prior claim of Sam Baxter, High Sheriff of Poe ­County, who also happens to be the ­county’s High Drug Lord. Under these awkward circumstances, ­Reynolds has a hard time convincing the sheriff that he saw a dead man in a red shirt floating in the Little Piney Creek, especially when the body disappears.

A poet is no match for the crackers in this backwoods barrel, and although Reynolds is fascinated by the casual violence that governs Poe County’s customs, he finally gets the message. “In strange lands, foreigners reach the limits of their Local Knowledge only as allowed by Locals and that is why foreigners are called Foreign and locals are called Local,” he observes — on his way out of town.






Entrevista a Mariano Sánchez Soler, escritor

[Alquibla, 24 de junio de 2016]

1.- ¿Quién es Mariano Sánchez Soler y cuáles son sus sueños?
A mis 62 años me considero un escritor radical. Sigo escribiendo sobre lo que me gustaría leer y con ello trato de responder a la realidad que me ha tocado en suerte. A estas alturas, no quedan sueños por cumplir, solo consolidar el presente. Vivo escribiendo porque, para mí, es la única manera que conozco de seguir vivo en este mundo tan brutal. No me hago demasiadas promesas; intento vivir al día, trabajar y construir. Tengo la suerte de haber llegado a ser lo que me propuse en mi adolescencia.
2.- Hombre polivalente, periodista, novelista y escritor… ¿con cuál se queda si tuviera que decantarse por una?
Desde el punto de vista profesional, soy un cronista, un narrador, un periodista literario. La escritura es para mí una actividad total en la que cabe el periodismo, el ensayo, la narrativa, la poesía… Son distintas parcelas de una única posición ante el mundo y la vida.

3.- Ha colaborado en multitud de medios escritos, orales y periodísticos pero siempre llevando la ciudad de Alicante consigo.
Como periodista, he trabajado en El Periódico de Catalunya, en la revista Tiempo, en Radio Nacional, en el diarioInformación… He escrito y colaborado en Interviú, Le Monde Diplomatique, Diario 16, Cambio 16, El País, la Cadena Ser… Son tres décadas de periodismo y literatura.
A veces me preguntan si es complicado escribir desde un lugar como Alicante. Yo siempre respondo que Alicante no es un problema a la hora de crear ficciones, Alicante es el mundo, que diría Leonardo Sciascia (refiriéndose a Sicilia, naturalmente). Es mi ciudad natal, es mi paisaje, me emociona, pero en muy pocas ocasiones es el tema de mis libros. Lo es cuando escribo sobre la destrucción de la ciudad y la memoria. Precisamente, el único libro de ficción en el que me he permitido unir poesía y novela negra es Alacant blues (ECU, 2008), una obra en la que reinvento y reordeno la memoria de mi infancia, mientras denuncio con cierta melancolía y en perspectiva las transformaciones que ha experimentado la ciudad. Se trata de una crónica sentimental planteada como homenaje particular a la gente de mi tiempo, desde la experiencia de alguien que ha vivido la emigración (en Madrid durante dos décadas) y ha madurado fuera de esta ciudad, con toda la carga de vivencias que ello comporta.
4.- ¿Sobre qué tipo de escritos a nivel periodístico le ha apasionado escribir o en cuál se ha sentido más incómodo?
El periodismo es la fuente de mi creación literaria. Por eso escribo novelas de corte realista que me permiten ir al grano y tratar temas sociales. Me baso en lo que sé. El asesinato en 1980 de la estudiante Yolanda González, a la que conocía personalmente, me golpeó de forma decisiva. Yo tenía veintiséis años y desde el primer momento sabía que debía escribir sobre aquello. Mi primer reportaje publicado en Interviú hablaba de ella. Y así tambi´rn nació Para matar, la más dura de mis novelas. Algunos de los sumarios más controvertidos de los últimos treinta años (caso Dulce Neus, Urquijo, Batallón Vasco-Español…), en los que he trabajado a fondo como periodista, han sido el material con el que he construido mis novelas.
Siempre he sido un autor a la caza de una historia que contar, y siempre como periodista me he movido en terrenos donde imperaba el crimen y la política. Donde no puede llegar el periodismo ni la historiografía, la literatura de ficción se convierte en la verdadera narradora de lo que significa nuestra sociedad posindustrial. Escribo, pues, novelas realistas, documentadas, inspiradas en personas y sucesos reales; interpreto los hechos, trato de reflexionar…
5.- Cuéntenos de los libros que ha publicado…
Son más de treinta libros publicados desde 1983. Mis ficciones y mis libros de no-ficción forman un todo, se complementan. Cada cual escribe los libros que quiere, al margen de su mayor o menor calidad literaria. Yo escribo las historias que me interesan y hablo de los asuntos que me importan. Son, para mí, libros necesarios.
           Mis libros no tendrían sentido si no fueran instrumentos de conocimiento, de revelación. No escribo historias tan oscuras porque me diviertan. En mis libros de  investigación histórica, en mis reportajes, novelas y ensayos se repiten dos temas: la violencia por motivos políticos (también la otra) y los abusos del poder. A mis dos libros sobre el movimiento neofascista y la extrema derecha, Los hijos del 20-N(Temas de Hoy, 1993) y Descenso a los fascismos (Ediciones B, 1998), se suman otras tres obras que, sin proponérmelo a priori, forman una trilogía sobre el poder del dinero en España y la manera en que este poder actúa sobre nuestras vidas: Ricos por la patria (Plaza y Janés, 2001), Las sotanas del PP (Temas de Hoy, 2002) y Negocios privados con dinero público (Foca, 2002). Estos tres libros hablan de los métodos poco ortodoxos que utilizan los grandes poderes (financiero, político y religioso) para mantener su hegemonía. Además de explicar la sociedad que tenemos, los tres plantean problemas cruciales, tales como la necesidad de profundizar en la democracia y en la transparencia para evitar la corrupción y los abusos oligárquicos.
           En este terreno, Los Franco, S. A. (Oberon, 2003) y Los banqueros de Franco(Oberon, 2005) también indagan en algunos de los aspectos menos estudiados de la dictadura, el círculo íntimo del general y la capacidad corruptora de la dictadura. Mi última obra, La transición sangrienta (Península, 2010), es una investigación histórica sobre el verdadero precio de la transición política española, con 591 muertos y más de dos mil heridos de bala en apenas siete años. Un hecho que, hasta el momento, nadie se había interesado en desvelar. Desconozco el porqué. Quizás se deba a “la contaminación” que supuso reformar el franquismo para instalarse en el capitalismo democrático, mediante pactos y sin romper con el pasado.
           La transición sangrienta es el resultado de más de treinta años de trabajo y la elaboración de una tesis doctoral que tardé casi una década en concluir. He recurrido a la verdad judicial, a los hechos probados recogidos en sentencias y documentos oficiales. Después, los datos han sido contextualizados y explicados a través de fuentes testimoniales, periodísticas, históricas… El objetivo de un libro así es que la gente sepa la verdad de la manera más amplia posible.
En cuanto a mi obra narrativa, lo que conozco y descubro como investigador se convierte en un material excepcional para mis novelas, en cuyas páginas la realidad y la ficción forman un todo indivisible. Así queda patente en Carne fresca (Ediciones B, 1989), Festín de tiburones (Plaza y Janés, 1990), Para matar (Almuzara, 2008),Lejos de Orán (Zoela, 2003), La brújula de Ceilán (Almuzara, 2007), en Nuestra propia sangre (Rey Lear, 2009), Premio de narrativa Francisco García Pavón, o en El asesinato de los marqueses de Urbina (Roca, 2013), Premio internacional de novela negra L’H Confidencial.
 

6.- ¿Ha recibido reconocimiento por su labor profesional?
Si, como periodista y como novelista. Tengo varios libros literarios y periodísticos, como son: Premio Internacional de No ficción Rodolfo Walsh, Premio de Narrativa García Pavón, Premio de la Crítica Literaria Valenciana, Premio L’H Confidencial de Novela Negra. Premio Profeta en su tierra, entre otros.
7.- ¿Qué piensa del trato que se tiene en Alicante acerca de la cultura y en relación con las bibliotecas y centros de documentación, archivos, etc.? ¿Qué mejoraría?
Alicante, como otras tantas ciudades medias, tiene una carencia manifiesta en materia de cultura. Y no hablemos en materia de bibliotecas y difusión de la lectura. Es una cuestión de prioridad política. Las iniciativas siempre han venido de asociaciones privadas. Los distintos gobiernos municipales hasta ahora han demostrado una auténtica falta de interés por esta materia., Y la carencia es, sigue siendo, enorme.
8.- ¿Cree que la Historia está condenada a repetirse?
La historia nunca se repite. Los fenómenos históricos nunca vuelven de la misma manera; se renuevan, adquieren características nuevas… aunque reflejen actitudes viejas que creíamos superadas. Ahí está la xenofobia, el racismo, la homofobia…
9.- ¿Qué nos puede contar de su última novela, El asesinato de los marqueses de Urbina?
Es mi última novela negra basada en hechos reales. Es la versión del caso Urquijo que la policía no quiso investigar. Sigue la pista del dinero y cuestiona el móvil del crimen. Es una novela negra en estado puro, quizás la más ortodoxa de cuantas he escrito, la más Hammettiana.
10.- ¿Cree que las editoriales ponen demasiadas trabas para la publicación de las novelas?
Depende de las editoriales. Son empresas privadas que deciden qué publican y qué no. Lo suyo es un negocio para ganar dinero. Es lógico que publiquen aquellos libros que, según ellos, les puede dar beneficios. Verlo de otra manera es una ingenuidad.
11.- ¿Cuánto tiempo tarda en documentarse para la publicación de sus novelas?
Depende. Yo suelo tardar entre dos y tres años en cada novela, pero la tarea de documentación puede venir de lejos, algunas más de diez años.
12.- ¿Tiene proyectos en marcha?
Siempre estoy trabajando, cuando acabo un libro me lanzo en picado sobre el siguiente proyecto y, a veces, trabajo en varios libros a la vez. En estos momentos estoy escribiendo  un nuevo libro de poemas, tengo un volumen de relatos casi terminado y he comenzado a documentarme para mi próxima novela.
 

13.- ¿Qué piensa de Alquibla, http://www.alquiblaweb.com como página de difusión de la cultura?
Me gusta. Es una mirada muy interesante. Desde una perspectiva distinta. Enhorabuena.
Algo que añadir.
Ser escritor es una manera de estar conectado a la realidad del mundo, para reflexionar sobre nuestra sociedad y comprender las consecuencias de nuestros actos. La escritura, tal como yo la practico, es una actividad social, de contrapeso crítico frente a tanta estupidez organizada. A mí también, como a otros escritores que conozco, la literatura me ha salvado la vida.



El aroma del crimen, de Xabier Gutiérrez


Xabier Gutiérrez. El aroma del crimen. Barcelona: Destino, 2015. ISBN: 978-84-233-4905-0

A Vicente Parra, oficial instructor de la Ertzaintza, con sede en el barrio del Antiguo de San Sebastián, le son asignados dos casos aparentemente muy diferentes. La diseñadora de moda Elena Castaño ha sido salvajemente apuñalada en su mansión y aunque los indicios apuntan a un robo, pronto queda claro que se trata de un crimen personal disfrazado de asalto. El otro caso es la muerte por insuficiencia renal y hepática de un joven llamado Cristian José, bedel en la universidad. La madre del joven sospecha que la muerte no fue natural pues ha encontrado importantes cantidades de dinero en efectivo en su casa y además llevaba últimamente un tren de vida que no se correspondía con su sueldo. Vicente pronto descubre que los sospechosos están todos relacionados con el mundo de la gastronomía, y más cuando la autopsia del cadáver de Cristian no ofrece dudas sobre las causas de su muerte.




Frank Kafka for President






25 de juny de 2016

La última tumba, d'Alexis Ravelo


Alexis Ravelo. La última tumba. Madrid: Edaf, 2013. XVII Premio de Novela Negra Ciudad de Getafe 2013. ISBN: 978-84-414-3345-8

En 1988, Adrián Miranda Gil, un chapero drogodependiente, fue condenado a 29 años de prisión por el brutal asesinato de Diego Jiménez Darias, asesor de un importante dirigente político regional. En 2011, tras cumplir más de veinte años de condena, Adrián afronta la libertad condicional como un preso modelo, desintoxicado y centrado en su rehabilitación. Pero, en secreto, ya ha comenzado a urdir su venganza. No tardará en descubrir que su acusación y condena no son fruto de un mero error judicial, sino parte de una conspiración en la que él ha servido como cabeza de turco. Poco a poco, con minuciosa crueldad, Miranda irá adentrándose en el laberinto de mentiras urdidas por los conspiradores, con el firme propósito de cavar una tumba para cada uno de ellos.







24 de juny de 2016

Días de guardar, de Carlos Pérez Merinero


Carlos Pérez Merinero. Días de guardar. Prólogo de Óscar Urra. Madrid: Reino de Cordelia, 2014. ISBN: 978-84-15973-24-9

La publicación de Días de guardar en la mítica colección “Novela negra” de la editorial Bruguera supuso en 1981 un auténtico revulsivo para el género policíaco español. Prácticamente por primera vez, un delincuente, Antonio Domínguez, protagonizaba la acción con un ritmo trepidante, narrando en primera persona sus crímenes con un lenguaje de una dureza rotunda. Carlos Pérez Merinero lograba un clásico de gran verosimilitud que no pretendía justicar los actos de su personaje, sino describir la hiprocresía de una sociedad que miraba hacia otro lado mientras se corrompía al mismo ritmo que el canalla psicópata del relato. 

Al rigor literario conseguido por Pérez Merinero y a la originalidad de su planteamiento, añadía momentos de humor negro perfecta y corrosivamente dosificado.




IV Encuentros Bruma Negra

23 de juny de 2016

Rafael Vallbona, guanyador del premi Ferran Canyameres amb l'obra 'Tros'

[Terrassa Digital, 23 de juny de 2016]




Organitzat per Òmnium Terrassa, el concurs més antic de novel·la negra en català ha lliurat els guardons de les cinc categories aquest dimecres, a la Nova Jazz Cava, davant d’un centenar d’assistents

El periodista i escriptor barceloní Rafael Vallbona ha estat el guanyador del concurs literari de Novel·la Ferran Canyameres. En la 23a edició dels premis Nit del Misteri, organitzats per Òmnium Cultural de Terrassa, el jurat ha distingit Vallbona per l’obra policíaca titulada Tros. L’acte s’ha celebrat aquest dimecres a la Nova Jazz Cava davant d’un centenar d’assistents.

En la seva intervenció, Rafael Vallbona s’ha referit a l’estructura narrativa de l’obra guanyadora. “És una novel·la que no respon als cànons estilístics clàssics del gènere. És a dir; hi ha un crim, apareix un policia o un detectiu que a través d’una trama argumental acaba trobant el motiu per què s’ha produït i acaba descobrint l’assassí. No, no. En absolut. Aquestes convencions hi ha gent que les fa molt i molt bé, però jo n’he defugit expressament”, ha explicat l’escriptor de Gràcia.

El guardó de Narracions Curtes Ferran Canyameres ha estat per l’escriptora sabadellenca Imma Cabré, autora del relat titulat Obsessives i perverses. En l’apartat de poesia, el premi Enric Gall ha estat atorgat a Imma Fuster, per l’obra Remor íntima i secreta. Els altres dos guardons de la Nit del Misteri han distingit les obres d’intriga de literatura infantil i juvenil. Joana Paloma, de 5è de primària de l’Escola Tecnos, s’ha endut el premi Montserrat Ollé gràcies a l’obra En el moment d’obrir-la. En aquesta categoria, el jurat ha dedicat un excèssit per a Júlia Font i el seu conte Misteri a la granja. Per la seva part, La cova, de Pol Canales, s’ha endut el premi en la categoria de 6è de primària. Els guardons Maria Rovira han distingit l’obra titulada Música a través d’una escletxa, de Laura Almiñana, en la categoria d’entre 14 i 16 anys, mentre que Iñaki González, amb el relat Rates, ha estat el guanyador en l’apartat d’entre 17 i 19 anys.

L’acte també ha comptat amb la presència de la vicepresidenta d’Òmnium Cultural, Marina Llansana, així com del regidor de Cultura, Jordi Flores, acompanyat del segon tinent d’alcalde Miquel Sàmper i de la regidora de Ciutadania i Qualitat Democràtica, Meritxell Lluís. El quadre de veus de “Ràdio-Teatre”, dirigit per Toni Garrich, ha interpretat un fragment de la novel·la de Llorenç Capdevila Pacte de silenci. D’altra banda, el pianista Alberto Medina i el saxofonista Guim Balasch han amenitzat la nit amb una actuació musical.

Els premis literaris Nit del Misteri, els quals compten amb importants dotacions econòmiques pels guanyadors, són els més antics de novel·la negra escrita en català.



Todo el amor y casi toda la muerte, de Fernando Marías


Fernando Marías. Todo el amor y casi toda la muerte. Madrid: Espasa, 2010. ISBN: 978-84-670-3323-6

Premio Primavera de Novela 2010 

Principios del siglo XX: Gabriel, infortunado poeta itinerante, vive atrapado en la pasión por una mujer que no existe, y tal obsesión condicionará su amor por Leonor, mujer de carne y hueso cuyo destino está trágicamente unido al del atormentado indiano Tomás Montaña. 

Principios del siglo XXI: Sebastián, un hombre corriente en el punto de mira de una terrorífica banda criminal, se ve obligado a hacerse desaparecer a sí mismo para luego renacer bajo una identidad falsa. Pero no podrá superar el deseo que, como una condena a muerte, lo atrae sin remedio hacia Vera, insólita femme fatale que desapareció misteriosamente de su vida tiempo atrás. 

Novela sobre la fuerza del deseo y la oscuridad de los sentimientos, Todo el amor y casi toda la muerte redefine la literatura amorosa y el thriller psicológico a través de las historias de dos hombres de diferentes épocas unidos por una misma maldición.




Jo Nesbo presenta la seva novel·la 'Policia' al Sofà Blau





22 de juny de 2016

Casi perfecto, de Marina Mayoral


Marina Mayoral. Casi perfecto. Madrid: Alfaguara, 2007. ISBN: 978-84-204-7168-6

Un matemático famoso muere en circunstancias extrañas. Uno de los hijos acusa a su madre de haber planeado la muerte. La madre, novelista, le escribe una larga carta en la que analiza la escena de la muerte y el pasado de las personas que pudieron estar implicadas. El hijo -y el lector- tendrán que decidir al final si la muerte ha sido producto del azar, o si se trata de una venganza fraguada a lo largo de años, y, en ese caso, quién es culpable del crimen. Casi perfecto es una novela donde una madre trata de recuperar el amor de su hijo. Es también el relato de una confesión y de un ajuste de cuentas. Y es la historia de una vocación que da sentido a la vida.




 
Google Analytics Alternative