11 d’agost de 2016

Aportando luz a la negrura desde 1999

[El Mundo, 11 de agosto de 2016]

Héctor Marín

El club de lectura de novela negra de La Bòbila de L'Hospitalet cumple cien sesiones


Por la biblioteca La Bòbila de L'Hospitalet han desfilado detectives literarios como Bernie Gunther, Mario Conde, Ricardo Cupido, Pepe Carvalho o Philip Marlowe. Hasta la aparición en marzo de 1999 de esta biblioteca de barrio, no había ningún centro especializado en novela negra y policíaca en Cataluña ni en el resto de España. Se trata de una biblioteca pionera en nuestro país en la formación y el mantenimiento de un fondo especial de género negro y policíaco: en la actualidad, cuenta con casi 19.000 documentos entre novela, cine, ensayo, música, cómic y revistas. Entre las iniciativas organizadas por la biblioteca para divulgar el género negro (el Premio L’H Confidencial, un fanzine, tertulias), figura un club de lectura iniciado hace 16 años y que acaba de llegar a la sesión número cien.

Cuando el equipamiento puso en marcha en enero del año 2000 el club de lectura, no existía en nuestro país ninguna iniciativa similar. Transcurridos 16 años de la creación del club de lectura de novela negra, en España hay en torno a 50: muchos de ellos en bibliotecas públicas; algunos piden a La Bòbila, convertida en referente, lotes de sus fondos para llevar a cabo sus sesiones.

Novela negra, policíaca, thriller y suspense, novela de espionaje, novela crónica… La relación entre la biblioteca y el género negro surgió antes de su inauguración. Sus responsables decidieron especializarla en un género popular que podía resultar una buena herramienta para fomentar la lectura. A la vez, creyeron, sería conveniente que un centro aglutinase la producción del boom editorial de novela negra de los años 70 y 80. Era una época (el cambio de milenio) en que la novela negra no estaba de moda.

El club de lectura de La Bòbila ha contribuido a la popularización del macrogénero entre el público. A sus cien sesiones han acudido más de un centenar de personas atraídas por compartir sus lecturas y compartir emociones. Algunas han asistido un par de temporadas, otras durante varios años e incluso hay quien está desde el primer día. Para ninguna de ellas es ya un impedimento distinguir entre novela negra y policíaca. Juntas han leído a los ganadores del Premio L’H Confidencial (Julián Ibáñez, Raúl Argemí) y las primeras novelas de autores que han crecido, como Willy Uribe, Carlos Zanón y Víctor del Árbol.

Además del premio literario y el club de lectura, el centro organiza seis veces al año tertulias moderadas por Jordi Canal, director y alma máter de la biblioteca desde el principio, y a las que acuden sobre todo mujeres. Y edita desde 1999 un fanzine en papel de periodicidad irregular que también puede consultarse en PDF en internet.




0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

 
Google Analytics Alternative