4 d’abril de 2017

"Los premios son un mimo social que me motiva"

[L'Hospitalet, 322, 3 d'abril de 2017]

Enric Gil Meseguer

Gonzalo Lema (Bolivia, 1959), ganador del premio de novela negra L'H Confidencial 2017. Licenciado en Derecho, Lema escribe cuentos y novelas, y colabora en prensa. Su lista de reconocimientos es nutrida e incluye el Premio Nacional de Culturas de Bolivia y el Premio Nacional de Novela Alfaguara. Actualmente es concejal por el partido de Evo Morales.


- ¿Qué nos puede desvelar de su novela ganadora, 'Que te vaya como mereces'?
- Es una novela esencialmente sentimental. Sin embargo, sobre la superfície corre una historia truculenta que 'hace' a la vida nacional. Ambas se desarrollan con calma, a su ritmo, pero llegan a buen puerto. En su interín, el lector pasea por la comedia política boliviana, y por la cálida ciudad de Cochabamba y por las venas del personaje, un cholo [mestizo] ex investigador de la policía.

- Santiago Blanco, el protagonista, figura en otras novelas suyas ¿Qué tipo de personaje es?
- Es un hombre que ahora tiene 58 años. Ha crecido conmigo desde los 32. Es de Punata, una ciudad de provincia en Cochabamba. Bachiller de humanidades de un colegio fiscal, alumno de Derecho por dos años, investigador adjunto de la policía hasta los 50, creo. Es un hombre duro, pero sentimental. Su corazón latía con la Unidad Democrética Popular (UDP), la coalición de partidos que, junto a varios sectores sociales, recuperó la democracia (1982) en Bolivia, y cuando jugaba el Wilstermann de la época, equipo de la ciudad que ahora mismo juega la Libertadores de América. Con el tiempo, Santiago Blanco se ha convertido en portero del Edificio Uribe, propiedad de un ex policía narcotraficante. La necesidad obliga.

- El jurado valora la visión que hace de la realidad sociopolítica boliviana en su novela. ¿Cómo explicaría su país, Bolivia, y qué parte refleja en su obra?
- Mi país es un hermoso y grande paisaje de montañas andinas, valles subandinos, llanos, selva húmeda y selva seca. Está habitado por aymaras, quechuas, guaraníes y occidentales. Vivimos en democracia desde 1982 y estamos en el afán de profundizar nuestros logros. El ejercicio de la política partidaria se parece, sin embargo, a lo que vemos en el mundo entero.

- La corrupción que critica en novelas como esta, ¿la intenta combatir desde los cargos públicos que ha ocupado?
- Santiago Blanco lucha contra la corrupción en la institución policial, pero no alcanza sino triunfos de anécdota. Por eso renuncia al trabajo y se retira sin jubilación (debe esperar cumplir 58 años). La lucha continúa en su vida particular, pero la soledad, la pobreza y el 'sin sentido' de la vida están siempre a punto de vencerle.

- Entre sus personajes los hay inspirados en gente real, incluido usted. ¿Qué le atrae de esta 'transgresión' realidad/ficción?
- Me aterra la idea de considerarme 'mejor' que nadie. De hecho, Santiago Blanco odia a Gonzalo Lema, autor intelectual de un crimen en el cuento Fue por tu amor, María. Vuelve a cruzarse con él en Que te vaya como mereces y descubre que manipula la cabeza de la Viuda Negra. La ficción habita en mundo de lo real.

- Este de L'Hospitalet no es su primer reconocimiento literario, ¿qué papel juegan los premios en su faceta de escritor?
- Son un mimo social que reclamo desde siempre. Menos mal que, de tiempo en tiempo, me llegan. Me motivan a escribir. Los premios son siempre una buena noticia en mi vida.

- Ha escrito obras de diferentes géneros, ¿se queda con la novela negra?
- Voy a tratar de escribir cuentos y novelas policiales y las otras, las que 'acompañan' la vida, como le escuché decir, de forma inteligente, a Cachín Antezana. Ambas, quiero decir. No es un proyecto inédito: Manuel Vázquez Montalbán lo hacía. O como Leonardo Padura, ahora mismo, en Cuba. La novela negra permite mirar la sociedad desde la cloaca, desde la mugre misma. Así se sabe quién es quién. Es una gran tentación desarrollar esa percepción. Yo lo hago inclusive en la mirada diaria.





0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

 
Google Analytics Alternative