30 de març de 2017

Crítica social y homenaje a políticos ambientan novela negra de un exdiputado

[La Vanguardia, 29 de marzo de 2017]

EFE. La crisis social y económica ha servicio a Chesús Yuste para ambientar su nueva novela, un "thriller político-periodístico-policial" que utiliza la ficción de un asesinato en el Congreso para homenajear a políticos de a pie y a quienes estuvieron en la primera línea defendiendo sus derechos.

"Han pasado una serie de cosas tan extraordinarias que como reportaje periodístico nadie lo iba a creer y había que contarlo como ficción", asegura este exdiputado de la Izquierda Plural por Chunta Aragonesista como excusa para plasmar en una novela negra su paso por la primera mitad de la X legislatura en el Congreso, de 2012 a 2014.
Una desvaída fotografía en la que aparecen tres personalidades de la actualidad económica y social en sus años de juventud, y que uno de ellos hace desaparecer bajo el fuego, da paso a una serie de acontecimientos por los que desfilarán personajes perfectamente reconocibles de esa época junto a otros ficticios con los que "todo el mundo puede verse reflejado", según ha explicado Yuste en una entrevista a Efe.
Copiando la técnica de Vázquez Montalbán de basarse en personajes reales para tejer una ficción, Yuste ilustra una España gobernada por Mariano Rajón, en la que Roderic Pato se enfrenta a una investigación por administración desleal de Superbank y Elpidio Botto, presidente del banco de Santoña, por evasión fiscal.
Robles, un comisario, tiene que lidiar con la delegada del Gobierno en Madrid, la señora Fontana, para descubrir quién se esconde tras la máscara del justiciero popular Guy Fawkes y quien está detrás del asesino del diputado Vicente Palacios.
Licenciado en Geografía e Historia y preocupado por todo lo que pasa en el mundo, que es, a su juicio, lo que define a un político, Yuste conforma en su novela, sin perder el sentido del humor e inspirado en el escritor griego Petros Márkaris, un retrato social de la sociedad actual y de la crisis social y económica que terminó de agotar el sistema político de la transición.
Pero también le sirve para reflejar el "ritmo vertiginoso" en el que transcurre la vida en el Parlamento de lunes a jueves y poner en valor el "estresante" trabajo de los diputados, especialmente de los de los grupos minoritarios, en el que "el don de la ubicuidad es inherente en el cargo".
Una presencia en la tribuna por la que, como se recoge en el libro en boca de su protagonista, Nora Murúa, algunos diputados "matarían" ya que, señala Yuste, es lo que les da visibilidad y la "mejor forma" de dar a conocer su trabajo.
Nora Murúa es una joven diputada surgida del 15-M que junto al veterano periodista Bruno Mairal serán los encargados de "tirar de la manta" tras encontrarse un "pendrive" con unas coordenadas que les llevarán a descubrir una trama de corrupción urbanística en la que estaba involucrado el diputado asesinado.
Una investigación salpicada de forma paralela por acontecimientos reales como el "abrazo al Congreso", la marcha nocturna de los mineros o los suicidios por desahucios.
No falta la ironía, el sexo, el costumbrismo social o la gastronomía, a semejanza del escritor italiano Andrea Camilleri, la tercera figura junto a Montalbán y Márkaris, en opinión de Yuste, "más relevantes de la novela negra mediterránea" y los tres "antiguos militantes comunistas".


0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

 
Google Analytics Alternative