13 de gener de 2016

Novelas… ¿diferentes?

[Martín Garrido, 8 de enero de 2016]

El premio L’H confidencial, patrocinado por el Ayuntamiento de Hospitalet de Llobregat, se ha venido desarrollando desde el año 2007 hasta la actualidad. A pesar de la crisis, que no es moco de pavo para un certamen naciente. En él participa muy activamente la Biblioteca la Bóbila, y personas de reconocida solvencia literaria en el ramo de la novela negra.
Repasar los títulos premiados es darse cuenta de que éste es un festival que busca estilos que se enmarcan en lo negro negrísimo y se separan de conceptos trasnochados. Para mi gusto, las novelas premiadas gozan de un sabor a producto novedoso. Veámoslo en algunos ejemplos.
En Ley garrote, premio 2007, el protagonista es un nada convencional detective, corrupto, más que vencido, que sólo desea sacar lo suficiente
descarga para comprarse un utilitario y que ni pestañea cuando se llevan por delante a su propio padre. Un tipo de lo peor de lo peor. Y, luego, está la curiosa manera que usa el asesino para acabar con sus víctimas . Para más detalles, ver la novela.descarga (1)
En Las niñas perdidas, premio 2011, una detective embarazada que en sus ratos libres se dedica a degollar perros callejeros, se sumerge en los ambientes más degradados para investigar el encargo que le hace una indigente. Con un final de lo más lógico y a la vez más inesperado.
En La llamada de un extraño, premio 2012, la principal noveda
descarga (2)
d reside en cómo está escrita: es puro diálogo. Entiéndase, no es que haya más diálogo que descripción, no: es que sólo hay diálogo. Tan bien construido que no precisa de más. Por no hablar de la trama: la forma en que un desconocido invade la vida de una familia hasta moverlos a su total antojo.


517G4KsDZlL._SX333_BO1,204,203,200_
En La chica que llevaba una pistola en el tanga, premio 2014, el título ya es provocativo: de tenerlo, aquí insertaría el emoticón ese del sol estupefacto con los ojos bien abiertos. Submundo puro de la prostitución con dos protagonistas especiales: un chófer metido a tratante de blancas y una policía -corrupta- aficionada a los cuartos oscuros.

La novela negra no es un género estancado. Además de nutrirse de realidades cotidianas, crea tramas y estilos novedosos que sorprenden.


0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

 
Google Analytics Alternative