19 de març de 2017

Julián Ibáñez: vuelve el mejor

[Público, 19 de marzo de 2017]

Carlos Augusto Casas


Por muy profunda que sea tu cartera hay algo que nunca podrás comprar, el estilo. En la literatura ocurre lo mismo. Eso que los cursis llaman “la voz propia” y que no se trata de otra cosa que de abrir un libro, leer un par de párrafos y saber inmediatamente el nombre del autor. El estilo. Uno de los rasgos que menos se dan en la actualidad en el género negro, donde las estanterías rebosan de obras clónicas tan formalmente correctas como aburridas y previsibles. Por eso es un acontecimiento que Julián Ibáñez, el mejor autor de novela negra de España, publique un nuevo libro. Él sí lo tiene. Estilo.
Y lo de que es el mejor no sólo lo digo yo. Estos son algunos de sus admiradores: Lorenzo Silva, Paco Igancio Taibo II, Carlos Zanón, Claudio Cerdán, Sebastià Bennasar, Jordi Ledesma, Paco Gómez Escribano o Paco Camarasa. Y podría seguir. Le han comparado con James Ellroy, Jim Thompson, Davids Goodis o Simenon. Algunos de estos “monstruos sagrados” del género negro salen mal parados con la comparación.
Su nueva novela, “El matón al que engañaban las mujeres”, publicada por Cuadernos del Laberinto, vuelve a estar protagonizada por Bellón. En su vida se cruza una pelirroja cargada de problemas (como cualquier pelirroja que se precie) que quiere contratarle para que la proteja de un marido celoso. Pese a ver los hilos de la trampa, Bellón acepta el encargo. A una pelirroja nunca se le puede decir que no. Este es sólo el principio, porque abrir un libro de Ibáñez es coger un tren desbocado del que ya no se puede bajar.
En su obra “Sangre en los estantes”, Paco Camarasa dice que Julián Ibáñez, es un escritor maldito porque nunca ha logrado vender lo que, por calidad, merece. Es evidente que en el mundo se compran más refrescos de cola que vino de Rioja. Sin embargo, existen pocas dudas sobre cuál de las dos bebidas es la mejor. Usted decide si continúa consumiendo ese refresco infantiloide y artificial o se toma una buena copa de vino. Porque si no ha leído a Julián Ibáñez, no ha leído novela negra.




0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

 
Google Analytics Alternative