1 d’abril de 2017

Ese mundo desaparecido, Lehane en estado puro

[Cultura Noir, 31 de marzo de 2017]


En el ámbito literario español, Dennis Lehane fue el gran protagonista de enero de 2017. El autor recibió en Barcelona el Premio Pepe Carvalho, Warner estrenó la adaptación cinematográfica que Ben Affleck hizo de Vivir de Noche y Salamandra trajo por fin a nuestro país el cierre de la trilogía CoughlinEse mundo desaparecido es un relato cautivador y brillante que retoma la vida de Joe Coughlin, ahora asentado como un hombre respetable de Tampa, en un momento de zozobra nacional por culpa de la Segunda Guerra Mundial. También es la novela de la serie que en menos páginas mejor abandera las virtudes del escritor.

Ese mundo desaparecido es una historia riquísima en matices, Lehane disfruta como nadie construyendo pequeñas historias en torno a los personajes secundarios, y en esta novela consigue construir un extraordinario mosaico de hombres y mujeres con vida propia mucho más allá de su ocupación de sicario, bandido o ladrón. Un gran ejemplo nace en la visita de Joe Coughlin al médico de la mafia cuando empieza a preocuparse por las visiones de un niño que cree reconocer. El doctor se llama Ned Lenox y no volverá a aparecer más, pero Lehane explota al máximo sus quince páginas para escribir uno de los mejores capítulos mezclando una actividad rutinaria y una profunda historia de dolor.

Las apariciones del niño fantasma son un síntoma del daño que Coughlin sabe que ha infringido a lo largo de su carrera criminal, y precisamente en esa penitencia nos podemos apoyar cuando anhelamos una segunda oportunidad para que Joe pueda ver crecer a su hijo Tomas, el último vínculo familiar que le queda en esta vida. Esta relación padre hijo es muy reveladora de lo que sentía Joe cuando era pequeño en Cualquier otro día, donde tenía un papel marginal pero muy importante para entender la dinámica familiar. Joseph quiere evitarle a Tomas su sensación de orfandad.

Por ese miedo a dejar solo a su hijo, Coughlin ya no es el aventurero gánster de la ley seca y se mantiene en un discreto segundo plano como consejero de Dion Bartolo, a quien cedió el control de la familia cuando Graciela fue asesinada. La nueva posición de Joseph Coughlin como consigliere y hombre de negocios legales permite a Lehane jugar con la ambigüedad moral al límite y la frase de Balzac sobre los orígenes de las riquezas: "El secreto de las grandes fortunas es un crimen olvidado efectuado con limpieza". Acerca de este aspecto hay un cameo memorable de Joseph Kennedy.

El motor que pone en marcha todas estas piezas es una trama llena de suspense que arranca con la promesa del asesinato de Joe Coughlin el miércoles de ceniza. El hombre de negocios trata de aparentar descreído, es absurdo que alguien quiera matar a la gallina de los huevos de oro, pero el antiguo gánster sabe que cualquiera puede morir en cualquier momento. Con la muerte en los talones, Coughlin intenta descubrir quién ha dado la orden y funciona como un maestro de ceremonias en torno a quien van apareciendo una gran variedad de delincuentes como Dion Bartolo, el débil jefe de la familia; Montooth Dix, el jefe de la zona negra; Rico DiGiacomo, antiguo discípulo de Joe y joven valor de la familia; el Rey Lucius, un psicópata imprevisible; Meyer Lansky, el contable de la mafia; Theresa del Frisco, la sicaria que avisa a Joe de su asesinato... Como decía Michael Corleone en El Padrino III, "creía que estaba fuera... y me vuelven a meter dentro".

Es tan cierto que las novelas de esta trilogía se pueden leer de forma independiente como que es recomendable leerlas las tres y en orden. No solo es la historia de los Coughlines la historia de América en el período de entreguerras. Cualquier otro día arrancaba con la llegada de los soldados de la Primera Guerra Mundial y abordaba la huelga policial de Boston de 1919, Vivir de noche explicaba el ascenso meteórico de los gánsters gracias a la Ley Seca, y Ese mundo desaparecido presenta el refinado comportamiento de los viejos gánsters y su importancia en los puertos estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial. Es una obra prodigiosa, para lucir bien en cualquier estantería que se precie.

No sé por qué pero Salamandra la ha publicado fuera de su sello Salamandra Black, pero es una novela negra negrísima. Y para abrir boca, en este enlace puedes descargar el prólogo, servido por la editorial en su web.

Coughlin #1: Cualquier otro día
Coughlin #2: Vivir de noche

Ficha técnica
Título: Ese mundo desaparecido
Autor: Dennis Lehane
Traducción: Enrique de Hériz
Editorial: Salamandra
Páginas: 350
Año: 2015




2 comentaris:

  1. Moltes gràcies per compartir! un honor aparéixer a esta web

    salutacions

    ResponElimina
  2. Gràcies a tu per haver-lo escrit. Seleccionem els articles que ens semblen més interessants cada dia.
    Una abraçada,

    ResponElimina

 
Google Analytics Alternative