9 de juny de 2016

El Incinerador, de Tami Hoag


Tami Hoag. El Incinerador. Traducción de Bettina Blanch Tyroller. Barcelona: Grijalbo, 2000. ISBN: 84-253-3422-5

El Incinerador había golpeado de nuevo.

El cadáver estaba quemado, como los anteriores. Pero, a diferencia de ellos, éste había sido decapitado y la víctima no era una prostituta, sino la hija de uno de los hombres más prominentes de la ciudad.

Además, había un testigo: Angie, una adolescente marginal y de personalidad torturada, que es encomendada a los cuidados de la detective Kate Conlan. Es su propia oscuridad mental la que impulsa a Angie a huir de Kate y la que la arroja en manos del Incinerador. Y es misión de la agente llegar a Angie antes que el monstruo, por un escabroso camino en el que también se encuentran la hostilidad de sus propios compañeros e incluso los aguijonazos de un amor que creía perdido...

El Incinerador  es la crónica de una caza desesperada, la descripción del lado más oscuro --el de la pervesidad absoluta-- y más nítido --el del amor y la entrega-- de la condición humana. Una novela, en fin, absorbente y apasionante.




0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

 
Google Analytics Alternative