8 d’abril de 2016

El escritor cubano Vladimir Hernández cree que Cuba es "caldo de cultivo ideal para la novela negra"

[CiberCuba, 8 de abril de 2016]


El escritor cubano Vladimir Hernández ha escrito "Indómito", una novela que se mueve por los vericuetos sociales de la Cuba contemporánea. El autor se ha alejado de la ciencia ficción para acercarse al género negro con un texto en el que ha reflejado "la búsqueda existencial de la redención a través de la violencia".
Me parece lamentable para la realidad social, pero Cuba se está convirtiendo en un caldo de cultivo ideal para la novela negra
ha señalado Hernández, ganador del Premio Internacional de Novela Negra L'H Confidencial, que se entregará mañana por la tarde en la Biblioteca Bòbila de L'Hospitalet de Llobregat.
En "Indómito", el autor ha narrado la historia de Mario Durán, un personaje con sed de venganza tras ser enterrado vivo y descubrir que alguien había asesinado al único amigo en quien confiaba, que forma parte de "una generación que ha nacido sin esperanza y que se comporta como tal" en La Habana de 2014 como telón de fondo.
Hernández ha indicado que la capital cubana se transforma en una especie de "ciudad monstruo", donde muestra "la cara más cruel de la Cuba más actual" con un narrador sin un cuestionamiento ético, y ha resaltado:
En la novela intento dejar una evidencia de esta realidad, pero no de forma testimonial, sino con una lógica honesta.
Aunque el autor se ha limitado a explicar "una construcción literaria de las peripecias de Durán", se ha referido al retrato de la sociedad cubana como "los hijos de la distopía", que ha basado en "la violencia institucional que existe y te puede quebrar" para "mostrar aspectos de la realidad vedados al ciudadano común".

El escritor ha explicado que utiliza las claves genéricas con tal de subvertir la realidad y con "Indómito" ha jugado con un género que no había sido explorado por él y que se diferencia del resto de la literatura cubana porque "habla del horror y la violencia de manera descarnada", con una crudeza que no la justifica.

Los diálogos me parecen una disciplina muy difícil, me gusta que los personajes hablen para que se definan con la palabra y muestren el contraste entre lo que dicen y lo que hacen
ha añadido Hernández, que ha destacado la concepción inculcada de hacer creer a la sociedad cubana que "son la vanguardia" como un engaño.

Vladimir Hernández ha explicado que el caso de los totalitarismos que se derivan de una estructura comunista "es muy sofisticado", un sistema que ha definido como "un útero que no te permite salir", ya que se trata de "un estado proteccionista construido de modo en que la rebeldía no es posible y el miedo reside en no ser un delator".

La novela, a cargo de Roca Editorial, ha ganado la décima edición del Premio Internacional de Novela Negra L'H Confidencial, un certamen con el objetivo de promocionar la novela negra además de tender puentes entre L'Hospitalet de Llobregat, el resto de España y América Latina.

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

 
Google Analytics Alternative