12 de març de 2016

Chandler por si mismo, de Raymond Chandler


Raymond Chandler. Chandler por si mismo. Edición a cargo de Dorothy Gardiner y Kathrine Sorley Walker. Madrid: Debate, 1990. ISBN: 84-7444-388-1

Nacido en Chicago en 1888. Cuando tenía doce años su familia emigró a Inglaterra; se educó en el colegio Dulwich. Estudió también en Francia y Alemania, y a su regreso a Inglaterra en 1907 ingresó en el Servicio Civil Oficial. Lo dejó para dedicarse a escribir, trabajando para diversos periódicos como reportero, articulista, crítico de libros y escritor de versos. En 1912 se embarcó rumbo a Estados Unidos y acabó por establecerse en California. Se dedicó a los negocios y llegó a ser un alto ejecutivo de una compañía petrolera. Al llegar la Depersión de los años treinta, empezó a escribir de nuevo, enviando relatos a revistas populares como Black Mask. En 1938 había publicado ya dieciséis relatos y trabajaba en su primera novela, El sueño eterno, que se publicó en 1939. Siguieron las novelas Adiós, muñeca, 1940, La ventana alta, 1942, La dama del lago, 1943, La hermana pequeña, 1949, y El largo adiós, 1954, en todas las cuales aparece Philip Marlowe.

Raymond Chandler, uno de los grandes autores de novela policíaca, fue también un empedernido y expresivo escritor de cartas. Perspicaz, muy ingenioso, algunas veces discutidor y ocasionalmente explosivo, esta selección de su correspondencia y otros escritos revelan sus puntos de vista sobre una amplia gama de temas:

Sobre si mismo: "Nunca he tenido dificultad para dejar de beber. Pero, ¿qué queda entonces?".

Hollywood: "Puede que sea un derroche, absurdo, incluso deshonesto, pero es lo que hay".

Sobre el oficio de escribir: "Un escritor... que no disfruta creando algo mágico con las palabras, para mi simplemente no es un escritor".

Sobre Marlowe: "Le veo en una calle solitaria, en habitaciones solitarias, siempre perplejo, pero nunca derrotado".




0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

 
Google Analytics Alternative