17 de març de 2015

Los crímenes del opio

[Paperblog, 16 de marzo de 2015]

Los crímenes del opio, de Daniel Santiño es la novela ganadora del Premio Internacional de Novela Negra L'H Confidencial 2015, convocado por el Ayuntamiento de L'Hospitalet y Roca Editorial y promovido por la Biblioteca la Bòbila. El jurado - presidido por el concejal de Cultura, Jaume Graells; e integrado por la editora Blanca Rosa Roca; la jefa de Bibliotecas de L'Hospitalet, Anna Riera; la lectora del club de lectura M. Carmen Navarro; el comisario de BCNegra 2015, Paco Camarasa, y el director de la Biblioteca la Bòbila, Jordi Canal- ha calificado la obra como: “un thriller de procedimiento judicial con una excelente trama y una fortísima tensión. La habilidad del autor en el abastecimiento y la dosificación de detalles y datos de la investigación arrastra al lector a un final sorprendente”. 


Además del premio y de la valoración del jurado, antes de leer la novela destaca también la profesión de su autor, Daniel Santiño, diseñador gráfico nacido en Barcelona que, después de vivir dos años en Casablanca, Marruecos, y en San Martino, Italia, se incorporó a los Mossos de Esquadra del Área Básica Policial de L’Hospitalet. En esta novela ha fusionado sus dos grandes pasiones: la escritura y el trabajo policial en su más pura esencia.

Con esta presentación es difícil resistirse a sumergirse en una novela que tiene más ingredientes de interés para recomendar su lectura. Un ritmo muy ágil, acción frenética, una tensión que va en aumento conforme avanza la trama sin dar tregua ni a los protagonistas ni al lector, unos atractivos y complejos personajes con los que conseguimos familiarizarnos rápidamente, un duelo implacable entre el bien y el mal con una mente perversa y cruel en el lado oscuro, referencias a la situación actual con sus correspondientes denuncias sociales, una descripción detallada de los procedimientos policiales y un gran, controvertido y heterodoxo final, que culmina con acierto la novela. 

La trama comienza el 19 de diciembre 2012 día que será el inicio de una serie de episodios macabros ideados por una mente perturbada que, después de años de metódica preparación, se dispone a dar comienzo a un plan perverso en el que un siniestro personaje se dispone a darse a conocer ante la sociedad porque “había llegado la hora de que el mundo entero conociera su existencia. Que le venerara. Que le temiera”. Un juego macabro en el que el autor nos sorprenderá con los giros que protagonizan sus participantes. 

El siniestro juego comienza con la aparición de unos restos humanos en L’Hospitalet de Llobregat, dispuestos en una macabra escenografía y que son el anticipo de lo que será una serie de brutales crímenes cometidos por un sangriento y cruel asesino. La unidad de crímenes violentos de la DIC (División de Investigación Central) del cuerpo de Mossos d'Esquadra será la encargada de la investigación, al mando del sargento Víctor Santino, a punto de cumplir los 42 años, casado y con una hija de tres años, que lidera un brillante equipo, con un espectacular número de casos resueltos, gracias a la colaboración inestimable de sus subordinados, compañeros y amigos, los cabos Daniel García y Alex Bosch.

El caso presenta varias complicaciones para el equipo de Santino: No hay ninguna pista fiable y el desconcierto policial irá en aumento; enfrente tienen un asesino escurridizo, maquiavélico, dispuesto a seguir matando y convertirse en el asesino en serie más prolífero y peligroso de toda la historia del país y que parece no haber cometido ningún error que pueda facilitar su detención; las primeras sospechas apuntan a una hipótesis que puede comprometer la imagen del cuerpo; Santino se enfrentará a la presión política, mediática y también familiar, y a la sombra amenazante del asesino que cada vez se cierne más sobre él y su entorno; y, finalmente, los crímenes han despertado el interés de los Altos Mandos que ponen a alguien cerca del sargento para vigilar sus pasos en un caso que tiene muchos pretendientes dispuestos a que Santino cometa cualquier mínimo error y apartarle del caso, por lo que éste deberá seguir el protocolo al detalle, sin permitirse ningún descuido. 

Pero no todo es negativo, Santino cuenta con la inestimable ayuda de su equipo, además de un inesperado aliado que no esperaba y la plena de confianza del subinspector Sánchez, un jefe exigente pero que se jugaba el cuello por él, al igual que hizo en el pasado en un oscuro episodio cuyos fantasmas todavía acosaban al protagonista. 

Y estos son los ingredientes de una trama brutal, en la que no hay concesiones, el autor nos lleva de sobresalto en sobresalto, al mismo tiempo que aprovecha para reflexionar sobre asuntos como los límites de la libertad de expresión, denunciar los recortes en el sector público amparados en la crisis y el funcionamiento de un cuerpo policial dirigido por unos políticos para los que “la opinión pública y los votos contaban demasiado como para permitir que determinadas verdades salieran a la luz”. 

Pero, como siempre pasa, el trabajo sale adelante gracias al factor humano, a los profesionales que se sobreponen a todas las adversidades, especialmente a la incompetencia de los de arriba. Héroes anónimos a los que el autor dedica la novela: “a todos aquellos profesionales que cada día, por vocación y amor a su trabajo, salvan vidas o arriesgan la suya propia en cumplimiento de las obligaciones inherentes a su profesión. Gracias por contribuir a que el mundo sea un poco mejor y más seguro”. 

Los crímenes del opio es el brillante y valiente debut literario de un autor que necesita pocas páginas para ofrecernos un sólido thriller que se lee de un tirón y nos deja con el corazón en un puño, aún después de haber finalizado la lectura. 

Puedes comprar el libro en Popular Libros. 

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos. 

También te espero en mi página personal de facebook:Miguelangelescritor.





0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

 
Google Analytics Alternative