24 de novembre de 2014

La entrega, de Dennis Lehane

[Leer sin prisa, 24 de noviembre de 2014]


Algunos expertos teorizan con que parte de la pasión de la novela negra que se ha desatado en los últimos años viene dada porque en una novela encontramos un espacio delimitado de maldad, un espacio acotado y que controlamos, y en el que casi siempre tenemos un final satisfactorio que apacigua nuestra alma de tanta maldad y sufrimiento del mundo real. Pero hay casos, como las novelas de Dennis Lehane, en que esa visión de la novela negra se distorsiona.

La entrega es una de esas novelas cuya estructura se compone de una pequeña visión de una parte más amplia. Es decir, que vemos solamente lo que el autor nos quiere mostrar, de una parte delimitada de una ciudad y de una parte delimitada de unas vidas de unos personajes. Y no necesita más. No hacen falta grandes artificios, y complicarse la vida dando explicaciones y argumentando las decisiones de los personajes. Cuando un autor es bueno, y Dennis Lehane es brillante, sabe montarte una novela excepcional en tan solo 200 páginas a las que no les falta ni un párrafo.

Con esta novela viajamos al Boston obrero al que el autor tiene acostumbrados a sus lectores, un lugar sin esperanza ni salidas, un lugar en el que el concepto de "destino" cobra un significado absoluto, haciendo que las decisiones que tomes en la vida te lleven irremediablemente a donde se suponía que ibas a terminar. No hay salvación, no hay esperanza, y ese desánimo se transmite más por gestos que por palabras, por actitudes ante la vida, por modos de enfrentarse a los actos.

Cuando las ambiciones quedan en nada, esas mierdas se ríen de uno; los triunfadores pueden esconder su pasado, mientras que los fracasados se pasan el resto de la vida intentando no ahogarse en el suyo.

El Cousin Marv's será el bar desde donde arranca la historia. Ahí tendremos detrás de la barra a Marv, un mafioso venido a menos, y a Bob, nuestro protagonista principal. El bar es un lugar de paso del dinero de las apuestas ilegales de la zona, Marv y Bob simplemente deben mirar para otro lado cuando se pase a recaudar dicho dinero. Aunque las cosas nunca son tan simples como parecen.

Bob acude cada día a la iglesia, y ese sentimiento religioso centrado en el bien y en el mal, en la redención de los pecados, en la soledad eterna, está muy presente durante toda la historia:

- Algunos días, sí, creo que hay pecados que no podemos redimir. No importa cuánto bien hagamos después, el demonio sólo espera que nuestro cuerpo nos abandone, porque ya tiene nuestra alma. O a lo mejor no hay demonio, pero moriremos y Dios dice lo siento, no puedes entrar. Hiciste algo imperdonable; ahora te toca estar solo para siempre.

Aunque parezca sorprendente, el hilo conductor de la historia es un perro. Bob descubre dentro de un cubo de basura un cachorro de pitbull que ha sido apaleado y abandonado. Y gracias a él conocerá a Nadia. Ninguno de los dos quiere abandonar al animal, pero tampoco quieren cargar con él. Sin embargo, algo dentro de Bob le impulsa a quedárselo. Llamadlo ganas de volver a ver a Nadia, llamadlo soledad. Desde el momento que se lleva al perro, la vida de Bob mejora exponencialmente, logrando momentos de verdadera felicidad gracias al chucho.

Y sí, Lehane consigue que ese sea el hilo principal, que sea el argumento que predomine sobre la historia del bar, de las apuestas y de quienes por allí pasan. Y con la aparición de una especie de psicópata, Eric Deeds, que es el auténtico dueño del perro, aún cobra más peso el vínculo entre Bob y el pitbull. Esa necesidad de aferrarse a algo, de tener a alguien a quien cuidar, alguien a quien amar, a veces puede cubrirse con algo tan sencillo como un animal.

Por supuesto, hay mucho más detrás de este hilo principal, e iremos conociendo a unos personajes que están perfectamente definidos y perfilados, sin aristas, sin resquicios. El ritmo y la cadencia de la historia vienen influenciados por el trabajo de Lehane como guionista. Tiempos bien medidos, y acción bien dosificada. Consigue momentos verdaderamente gráficos con muy pocos recursos, y eso hace que la novela sea aún más ágil de lo que prometen sus escasas 200 páginas.

El bagaje de esta novela es complejo: en sus inicios fue un relato, Animal Rescue, no traducido al castellano pero que podéis encontrar en esta antología. Pasó años en un cajón, luego se convirtió en guión para una película y más tarde en una novela a partir del guión. Una trayectoria de lo más compleja. Pero tranquilos, la novela puede leerse perfectamente de modo independiente, sin conocer nada del relato ni de la película. Aunque desde luego es un modo de lo más original para gestarse.


Acerca de la edición del libro, no puedo dejar de destacar el mimo y el cuidado de los lectores que se aproximan a Lehane por su literatura y no solo por sus guiones. La novela trae una sobrecubierta con el típico póster de la película, que es totalmente independiente del resto del libro, por lo que los lectores a los que no les gustan nada ese tipo de portadas, con eliminar la sobrecubierta tienen el trabajo hecho. Es un detalle muy nímio, pero que aporta ese toque de diferenciación y de cariño a lectores.


Título: La entrega.
Autor: Dennis Lehane.
Editorial: Salamandra Black.
ISBN: 9788416237012
Páginas: 192.
Precio: 15€
Ficha de la novela en Salamandra Black: http://salamandra.info/libro/entrega




0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

 
Google Analytics Alternative